¿Qué es realmente la Navidad?

¿Qué es realmente la Navidad?

853 853 Martha Pine

La Navidad es una época que llega todos los años. Comemos, bebemos, conversamos y disfrutamos. Pasamos con nuestros seres queridos, oramos y recordamos. Pero, ¿qué es realmente la Navidad? Puede parecer una pregunta un poco trillada, pero vale la pena reflexionarla. Es que en una época donde el materialismo y los regalos se han vuelto parte de nuestras tradiciones, llega el momento de recordar la verdadera razón por la cual nos reunimos con los que más queremos. 

Si bien es cierto, es un lindo detalle darle algo a esa persona especial para nosotros: familia, amigos, seres queridos. Por otro lado, hay un dicho que sin duda se puede aplicar a esta fecha, y es que las acciones hablan más fuerte que las palabras. ¿De qué sirven los pompones y las cajas si nuestros corazones siguen siendo pobres? Aunque no lo notemos, cada una de nuestras acciones es un presente mucho más  significativo que cualquier objeto que se pueda envolver, y sin duda, más memorable. 

Preparar nuestros corazones con alegría, y reflexionar sobre nuestros actos, son unos de los principios de donde nace el verdadero propósito de esta festividad. Para los católicos como yo, además es una época para avivar nuestra fe, y sentir ese espíritu de amor que se hace imparable. Es un tiempo para recordar el nacimiento del niño Jesús y recibirlo de la mejor manera, porque por Él comenzamos esta celebración, y en memoria de eso que nos hace lo que realmente somos. Porque todos los adornos y atuendos son sólo una fachada, y lo que se encuentra dentro de nosotros es la verdadera luz que debería brillar esta noche. 

Al final, la Navidad, sin importar el credo o religión, es una fecha para sanar nuestros corazones y renovar nuestros deseos; es alegrarse, sentir y compartir. Los mejores detalles no son aquellos que recibimos, sino esas obras que damos a nuestros hermanos, porque si lo material se desvanece, solo nos quedan esos mágicos momentos que pasamos con nuestra familia. Porque los momentos hacen crecer nuestra alma, nuestro espíritu, nuestro corazón. Y tú, ¿ya estás listo para esta noche?

Los mejores deseos para cada uno de ustedes. Felices fiestas. 

Martha Pine 

Leave a Reply