Las apps y las RRPP: El encuentro

Las apps y las RRPP: El encuentro

640 427 Martha Pine

La comunicación ha sufrido grandes cambios en los últimos 20 años: la introducción del internet, la creación de las redes sociales y la alfabetización digital han establecido nuevas reglas del juego al momento de emitir cualquier mensaje. Y las relaciones públicas no se quedan atrás.

La creación de nuevas aplicaciones digitales también influencia al momento de tomar decisiones sobre las campañas a realizar. Un gran ejemplo es la aplicación BuzzSumo, plataforma que mide el engagement que los usuarios han realizado con la marca tanto en Instagram como en Facebook, Twitter, Pinterest y Reddit. De esta forma se perfila mejor el contenido hacia cada potencial target. https://buzzsumo.com/

Otro ejemplo es la app Weiv, una aplicación argentina que selecciona al público para los eventos y los une con las marcas, con el fin de añadir un valor agregado a todas las partes involucradas. A  través de esta, el usuario puede consultar los eventos disponibles cerca de él o filtrar las opciones a su gusto. Por otra parte, el organizador del evento recibirá todas las estadísticas acerca de las personas interesadas. http://www.weiv.com.ar/

Este impacto de las nuevas tecnologías abre una puerta de posibilidades a través de medios digitales. Pero entonces, ¿dónde queda el relacionista público? Entre tantos cambios, es importante no olvidar que la esencia y razón de la comunicación reside siempre en nosotros,  las personas. Es fundamental que como profesionales de la comunicación busquemos nuevas estrategias creativas para combinar de manera holística cada una de las herramientas que tenemos a nuestra disposición, las cuales sin duda crearán interesantes contenidos.

Los cambios solo seguirán en constante desarrollo, por lo que será indispensable mantenernos informados, actualizados, y predispuestos a adaptarnos. Sin embargo, hay algo que deberá mantenerse firme siempre: la responsabilidad y ética que poseemos cada uno de nosotros como comunicadores. Porque al final, la innovación no irá a ningún lado sin una correcta dirección profesional.

Leave a Reply